|
|
|
|

Ihr Browser unterstützt das CANVAS-Element leider nicht!

Stop Aging Start Living
Hormonas & Substancias semejantesSalud de la MujerCorazón & CirculaciónSistema inmunológico,
												Protección celular &
												AntioxidantesHuesos & ArticulacionesSalud del HombreFuerza & EnergíaSexualidad & LibidoMetabolismo & Peso

DHEA RX1

DHEA

La DHEA constituye la base de numerosas hormonas sintetizadas por el organismo, y ofrece así un refuerzo hormonal natural para envejecer saludablemente.

Bases

La DHEA (DeHidroEpiAndrosterona) es una de las substancias más importantes de la medicina antienvejecimiento. Se utiliza cada vez más en personas mayores que sufren una pérdida de sus facultades por sus efectos sobre el sistema inmunológico y sobre el envejecimiento cerebral. Está comprobado que la DHEA produce un efecto armonizador de la psique, aumenta la resistencia al estrés y protege contra la enfermedad de Alzheimer.

Desgraciadamente, con la edad, los niveles naturales de DHEA bajan considerablemente.
A partir de los 40 años, los niveles se reducen a un tercio en comparación con los niveles observados en las personas de 30 años. A los 60 años, los niveles se reducen a una novena parte. La DHEA es una de las hormonas humanas de más variada aplicación.

En numerosos estudios, se ha podido comprobar que la DHEA podría ser una protección eficaz contra los problemas cardiovasculares ya que reduce los niveles de colesterol e influye positivamente en la coagulación de la sangre. Por otro lado, otros estudios han demostrado que la DHEA permite una mejora notable de la memoria y del sistema inmunológico; que reduce la grasa corporal, favorece la producción de estrógenos y de testosterona y aumenta la libido. Así, no sorprende que los científicos de todo el mundo consideren que esta hormona, que antes había sido un poco desdeñada, ahora se valore más y se considere una nueva esperanza.

Al principio Al principio

Efectos

La DHEA es una hormona esteroidea, sintetizada a partir del colesterol en las glándulas suprarrenales, en el cerebro y en la piel. Gran parte de esta hormona está ligada a ciertas moléculas proteicas de otras hormonas. La DHEA libre es una «hormona intermediaria» que proporciona los elementos base para la síntesis de otras hormonas y de otras substancias vitales, la testosterona (hormona sexual masculina) y el estrógeno (hormona sexual femenina) entre otras. Parece que la DHEA, por ser un precursor esteroideo actúa como una «hormona reguladora» permitiendo restablecer la homeóstasis en colaboración con otras muchas hormonas, encimas y substancias vitales, que ella misma proporciona.

A partir de los cuarenta, la producción de DHEA se reduce enormemente. En la mujer, tiene como resultado un descenso de la producción de estrógenos que deriva en la menopausia. En el hombre, se produce la misma reducción de la testosterona. Una menor producción de testosterona está asociada a una menor producción de DHEA. Estos niveles tan bajos de DHEA comportan un aumento del colesterol, con todos sus riesgos y consecuencias. Una menor producción de DHEA va acompañada de una reducción de la resistencia al estrés.

Por otro lado, la DHEA es objeto de numerosos proyectos de investigación médica de entre los mas exhaustivos de este siglo. Los científicos de los más ilustres centros de investigación médica de Estados Unidos – las universidades de Havard, Stanford, Wisconsin, de Utah y de California – estudian las propiedades y los posibles efectos de la DHEA. Una vez tras otra se demuestran sus potentes efectos protectores contra el cáncer. Un grupo de investigadores bajo la dirección de Dr. Arthur Schwartz trabaja en la elaboración de un medicamento a base de DHEA, que podría ser la primera píldora comercializada contra el cáncer. Los pacientes que han sufrido un infarto, los hombres con problemas de próstata y las mujeres menopáusicas registran niveles muy bajos de DHEA.

Al principio Al principio

Indicaciones

Edad: según los investigadores en geriatría, una perturbación del equilibrio entre la producción de cortisol y de DHEA es la responsable de numerosos problemas de salud relacionados con el estrés y la edad. Varios estudios han demostrado que la DHEA produce una sensación de bienestar general entre las personas mayores. Además, la toma de DHEA aumenta la resistencia al estrés.

Sistema inmunológico: la DHEA tiene un efecto directo sobre los linfocitos y estimula la interleucina-2, una de las proteínas de comunicación más importantes de la regulación inmunológica. La DHEA apoya al sistema inmunológico y hace al cuerpo resistente a las infecciones.

Se han encontrado niveles muy bajos de DHEA en pacientes con arteriosclerosis, hipertensión, problemas de memoria y de concentración, de exceso de peso, de metabolismo, de fatiga crónica, de colesterol, la enfermedad de Alzheimer, y esclerosis múltiple. También se han encontrado niveles muy bajos de DHEA en pacientes con lupus erimatoso (una enfermedad autoinmune), osteoporosis, depresión y asma.

La toma de DHEA ayuda a atenuar los síntomas de estas enfermedades y mejora la calidad de vida de quienes las padecen.

Cáncer: la DHEA no puede curar el cáncer y no debería tomarse sustituyendo a un tratamiento contra el cáncer establecido como tal, ya que los estudios sobre sus efectos todavía no han finalizado. No obstante, numerosos estudios han podido demostrar que la aparición de un cáncer tiene una relación directa con niveles bajos de DHEA. En los ensayos clínicos llevados a cabo, se ha podido evitar el desarrollo de varios tipos de cáncer.

Al principio Al principio

Composición

Una cápsula contiene 5 mg, 10 mg, 15 mg, 25 mg o 50 mg
de DHEA (DeHidroEpiAndro­sterona) de calidad farmacéutica.
Otros componentes: harina de arroz, estearato de magnesio, gelatina

Al principio Al principio

Posología

Una dosis precisa de DHEA sólo puede establecerse después de haberse realizado un análisis hormonal individual. La DHEA sólo puede emplearse a partir de los 25 años.

Las dosis siguientes están expuestas como valor indicativo: 

Mujeres:

de 5 – 25 mg

Hombres:

de 25 – 100 mg

La dosis debe tomarse por las mañanas en ayunas, aproximadamente 30 minutos antes del desayuno con bastante líquido.

Al principio Al principio

Efectos secundarios, Contraindicaciones

Los estudios llevados a cabo hasta hoy no han mostrado la aparición de efectos secundarios considerables por la sustitución oral de DHEA. En casos aislados se ha observado un ligero aumento del acné, que desaparecía con el abandono de la toma. En las mujeres mayores se ha observado un aumento del vello facial, fenómeno que por otro lado no es excepcional en mujeres mayores, incluso en aquellas que no toman DHEA.

Al principio Al principio

Advertencias

La DHEA es una substancia potente. No debe tomarse sin consulta previa de un médico. En especial, si se encuentra bajo tratamiento médico o si toma medicamentos prescritos por un médico o otros preparados hormonales.

No se puede tomar DHEA en presencia de un cáncer de origen hormonal (cáncer de mama, de ovarios y de cuello de útero en la mujer, y cáncer de prostata en el hombre); su uso se reserva para la prevención de estas enfermedades. No está indicado para mujeres embarazadas o en período de lactancia.

Los pacientes que sufran problemas de hígado, deberán siempre consultar a su médico antes de tomar DHEA por vía oral que se transforma en el hígado (y desde allí pasa a la sangre). Lo mismo vale para pacientes masculinos que estén bajo tratamiento médico por problemas de próstata relacionados con la testosterona. Mantener fuera del alcance de los niños. Conservar en un lugar fresco y seco.

Este producto está disponible en farmacias o a través de la empresa Pida este producto ahora directamente con PharmatransPharmatrans.

La información actual sobre precios y medidas de nuestros productos la encontrarán aquí.

Al principio Al principio

Fabricante:

VitaBasix® by LHP Inc.,
Abre una ventana para enviar un correo electrónicospain(at)vitabasix.com

Nos reservamos el derecho a realizar cambios y erratas.
Versión julio de 2011

Advertencias importantes:
Nuestros productos son fabricados según el estándar de la GMP (Good Manufacturing Practice). La calidad, la pureza y la concentración son controladas contínuamente por laboratorios independientes y competentes, conforme con las directrices de la FDA (Food and Drug Administration, USA).

Nuestros productos son concebidos como medida preventiva y para una mejora del bienestar general. Para su utilización como medida curativa de una enfermedad, les recomendamos consultar previamente a su médico.