Fosfatidilserina

La fosfatidilserina es crucial para la transmisión de impulsos ­entre las células cerebrales. Una deficiencia puede ­manifestarse a ­partir de los 45 años y puede afectar negativamente la ­memoria y la ­capacidad de concentración.

N° de producto
Descripción del producto
Contenido / Cantidad
Precio
 
LHP20211
Fosfatidilserina
300mg / 60cáps
€ 79,95
 
LHP20213
Fosfatidilserina
300mg / 180cáps
€ 191,90
 
LHP20211 Fosfatidilserina
300mg / 60cáps € 79,95
&nbbsp;
LHP20213 Fosfatidilserina
300mg / 180cáps € 191,90
&nbbsp;

Este producto está disponible a través de la empresa Pida este producto ahora directamente con Chronobrands Chronobrands.

  • Un componente importante de las membranas celulares que ­desempeña un papel clave en la transmisión de impulsos en el cerebro
  • A menudo no se produce en ­cantidades suficientes en personas de edad avanzada
  • Se absorbe rápidamente y puede atravesar la barrera ­hematoencefálica cuando se administra por vía oral
  • Promueve el rendimiento cognitivo y la memoria saludables
  • Un componente alimentario seguro que ha demostrado su eficacia durante décadas

Phosphatidyl serine is a member of the phospholipid group – compounds that serve as quasi-anchors for proteins within the cell membranes. Such protein molecules fulfill various important tasks as receptors, enzymes and to selectively transport substances through the membrane.

Phosphatidyl serine is an essential building block of the cell membrane and plays an important role in the transmission of impulses between nerve cells. Its relative deficiency in old age is a frequent cause of reduced memory, low mood and an inhibited capacity to think clearly. Therefore, supplementing with Phosphatidyl serine can provide relief from these symptoms.

The saying «those who are idle stagnate» also applies to the brain. Memory-training exercises as well as active participation in social life, as opposed to withdrawal and indifference, are decisive lifestyle factors that help to maintain healthy brain performance into old age. Furthermore, known neurotoxins, primarily cigarette smoke and excessive amounts of alcohol, should be avoided.

Young peoples’ bodies are capable of synthesizing sufficient amounts of the important building block Phosphatidyl serine, which is found only in trace amounts in food. With advancing age, this ability to synthesize phosphatidyl serine wanes, so that beginning around age 45, the risk of a Phosphatidyl serine deficiency increases. Regular supplementation of Phosphatidyl serine from age 45 on, along with a sensible and active lifestyle, is an appropriate preventative measure for mental fulfillment into old age.

La fosfatidilserina está presente en grandes cantidades sobre todo en la sustancia blanca del cerebro, que consiste principalmente en membranas celulares de células de soporte que sirven como aislamiento para las fibras nerviosas. Pero también juega un papel importante en las membranas de las propias células nerviosas. Las membranas deben mantener una cierta consistencia para una transmisión sin interrupciones de impulsos entre las células individuales.

Debido a su papel clave en la transmisión de impulsos en el cerebro, no es sorprendente que una deficiencia de fosfatidilserina conduzca a un deterioro de la función cerebral, que puede manifestarse como una reducción de la capacidad de pensar, una disminución de la memoria y un estado de ánimo bajo. Así, especialmente en casos de ciertos trastornos debidos a la edad avanzada caracterizados por un estado de ánimo bajo y la degeneración cognitiva, la administración de fosfatidilserina ha demostrado tener un éxito realmente impresionante.

Numerosos estudios también han investigado el efecto de la fosfatidilserina en ciertas formas comunes de demencia. En estos pacientes, el deterioro cognitivo progresa rápida y drásticamente. A medida que la afección progresa, mueren más y más células cerebrales y, a medida que la red neuronal pierde más capacidades, los síntomas empeoran drásticamente.

Como consecuencia, a los pacientes en un estadio avanzado, a menudo les queda solo el 20 por ciento de sus vías nerviosas. Por lo tanto, no sólo empeora la capacidad de pensar, sino que también puede producirse un cambio masivo de personalidad que conlleve una reducción del control emocional. Uno de los primeros estudios doble ciego con fosfatidilserina examinó a 35 hombres y mujeres hospitalizados de entre 65 y 91 años. Todos los pacientes experimentaron la reducción de la memoria y la disminución de la capacidad de pensar que es característica de esta forma común de demencia.

Los pacientes fueron examinados al comienzo del estudio, al cabo de una semana y al cabo de seis semanas, así como tres semanas después del final de la fase de tratamiento. Utilizando la Escala de Calificación de Crichton, una escala estandarizada, se registraron la orientación, la comunicación, la cooperación, la agitación, la movilidad y el estado de ánimo, así como la continencia, la vestimenta y los patrones nutricionales y de sueño. Los resultados indicaron que cuando se tomó fosfatidilserina, todos los parámetros investigados mejoraron.

Obviamente, un proceso patológico complejo cuyas causas exactas aún no están completamente establecidas no se puede curar mediante la administración de una única sustancia formadora de la membrana celular. Aun así, la administración de fosfatidilserina produjo beneficios significativos para el rendimiento del cerebro, particularmente en una etapa temprana del proceso degenerativo. Esto subraya la importancia de la fosfatidilserina y el hecho de que su deficiencia juega un papel incluso en afecciones de la salud tan frecuentes y circunscritas.

En principio, todos los adultos de 45 años o más pueden beneficiarse de la ingesta de fosfatidilserina. Los estudios muestran que son especialmente los adultos mayores que ya tienden a una marcada reducción de las capacidades cognitivas, como la memoria y la capacidad de aprendizaje, quienes pueden lograr claras mejoras con la fosfatidilserina. Por lo tanto, con fines preventivos, se recomienda tomar fosfatidilserina a partir de los 45 años. Esto también se aplica a las personas que aún no han notado un deterioro en el rendimiento cerebral.

Para tratar estados de deficiencia de fosfatidilserina relacionados con la edad que pueden conducir a trastornos del estado de ánimo, deterioro de la capacidad de pensar y deterioro de la memoria.

Como medida de apoyo en las etapas tempranas de ciertas formas de demencia.

Una cápsula contiene 300 mg de fosfatidilserina a base de vegetal (soja) de calidad farmacéutica.
Otros componentes: harina de arroz, estearato de magnesio, SiO2, fosfato tricálcico.

En caso normal, tomar 1 cápsula al día (con el desayuno) con bastante líquido.

Los complementos alimenticios no son un sustituto de una dieta equilibrada y variada y de un estilo de vida saludable. No debe superarse la ingesta diaria recomendada. Las personas bajo constante supervisión médica deben consultar a un médico antes de tomarlas. La información del producto no es una declaración de curación; en general, desaconsejamos la automedicación sin consultar a un médico. Se reservan los errores de impresión y de composición.

Manténgase fuera del alcance de los niños. Manténgase refrigerado y seco.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Be the first to review “Fosfatidilserina”

Hormonas antienvejecimiento sin receta en todas las dosis!