Florachron®

Florachron® promueve una flora intestinal saludable al proporcionar un régimen probiótico (mañana) y prebiótico (tarde) desarrollado cronobiológicamente, diseñado para trabajar de forma sinérgica para ayudar a mantener unos niveles correctos de flora intestinal.

N° de producto
Descripción del producto
Contenido / Cantidad
Precio
 
LHP91911
Florachron®
120cáps
€ 89,95
 
LHP91913
Florachron®
3x120cáps
€ 215,85
 
LHP91911 Florachron®
120cáps € 89,95
&nbbsp;
LHP91913 Florachron®
3x120cáps € 215,85
&nbbsp;

Este producto está disponible a través de la empresa Pida este producto ahora directamente con Chronobrands Chronobrands.

  • Promueve una flora intestinal saludable
  • Ayuda a fortalecer los mecanismos de defensa del cuerpo
  • Trabaja para restaurar el equilibrio natural de las bacterias «buenas» después de una terapia antibiótica
  • Administra los ingredientes activos según los principios de la cronobiología

El ecosistema digestivo alberga de 400 a 500 tipos diferentes de bacterias. En un intestino delgado y grueso sano, las bacterias con propiedades beneficiosas dominan sobre los gérmenes que causan enfermedades. Estos microorganismos «beneficiosos» preservan las defensas inmunitarias del cuerpo, ayudan a la absorción de nutrientes y facilitan la eliminación de partículas de alimentos no digeridos. Millones de personas tienen seriamente alterada esta primera e importantísima barrera contra agentes patógenos y toxinas debido a tres factores: los tratamientos antibióticos inadecuados, una alimentación desequilibrada y los problemas inflamatorios del intestino.

«La muerte comienza en el intestino» es un dicho famoso y sabio atribuido a Hipócrates de Cos, el médico más importante de la antigüedad. Hoy, la investigación médica moderna le da la razón. Casi todas las enfermedades debidas a la prosperidad, o las llamadas «enfermedades del estilo de vida», están relacionadas con una digestión alterada y una absorción deficiente de nutrientes. Los alimentos que comemos introducen patógenos y otras sustancias nocivas en nuestro aparato digestivo. Idealmente, éstos se eliminan mientras que el cuerpo absorbe las proteínas, las grasas, los carbohidratos, las vitaminas, los minerales y los componentes vegetales secundarios. La mucosa intestinal también produce células inmunitarias, que se distribuyen a todas las partes de nuestro cuerpo a través de los canales linfáticos, fortaleciendo así nuestro sistema inmunitario. La restauración del equilibrio bacteriano natural después de una terapia con antibióticos, que elimina las bacterias beneficiosas y las dañinas, la reposición de la flora intestinal después una infección o inflamaciones y el mantenimiento de una flora intestinal saludable son las principales áreas de aplicación para la cronobiología.

El régimen Florachron® consta de dos pasos de acuerdo con el ritmo diario del cuerpo. Primero, se proporcionan bacterias vivas y sanas (probióticos) para normalizar la flora bacteriana en el intestino. Luego, se introducen sustancias fibrosas que no pueden ser digeridas por el sistema digestivo humano (prebióticos) para proporcionar un ambiente interno perfecto para los probióticos, asegurando que las bacterias «beneficiosas» se adhieran a la pared intestinal y encuentren condiciones óptimas en el tracto digestivo.

Florachron® es una preparación cronobiológica diseñada para proporcionar los ingredientes óptimos para la salud digestiva a la hora correcta del día. Por la mañana se administra una cápsula que contiene un complejo probiótico de aproximadamente 20 mil millones de células vivas, junto con una pequeña cantidad de sustancias prebióticas. Esta cápsula probiótica ha sido desarrollada especialmente para garantizar que una cantidad suficiente de bacterias probióticas sobreviva al paso a través del estómago, llegando en última instancia a las partes inferiores del tracto digestivo. La cápsula de la noche contiene una cantidad mucho mayor de prebióticos, que ayudan a que las bacterias probióticas se acumulen de modo eficaz dentro del tracto digestivo, al tiempo que preparan la pared intestinal para la próxima carga de prebióticos.

Efectos de los probióticos:

Mientras se digieren los alimentos, las bacterias lactobacillus acidophilus forman varias sustancias (p. ej., el ácido láctico) que crean un ambiente desfavorable para los microorganismos no deseados. Al producir niacina, ácido fólico y piridoxina, el lactobacilo también contribuye a la formación de una flora intestinal saludable. Las bacterias productoras de ácido láctico ayudan a mantener un sistema inmunitario saludable, promueven el crecimiento celular correcto y ayudan a mantener los niveles de colesterol que ya están dentro de los rangos normales. Sin embargo, es necesario que estas bacterias beneficiosas se administren en cantidades suficientes para que puedan superar la barrera de ácido gástrico que se acumula durante el proceso digestivo, llegando vivos al intestino.

El probiótico lactobacillus plantarum, generalmente conocido por estar presente en el chucrut fermentado, convierte el oxígeno en peróxido de hidrógeno. Este es un proceso poderoso que el sistema inmunitario emplea contra muchos microorganismos no saludables, y que sirve para eliminar las bacterias competitivas y no saludables del intestino.

El lactobacillus paracasei es un probiótico que trabaja para transformar los carbohidratos en ácido láctico, ácido acético y peróxido de hidrógeno en el intestino, facilitando una digestión eficiente. Sus poderosas propiedades antisépticas también ayudan a proteger contra patógenos dañinos, promoviendo un equilibrio saludable de las bacterias beneficiosas. El lactobacillus paracasei también descompone eficazmente los azúcares de los productos lácteos que normalmente pueden causar síntomas desagradables como calambres e hinchazón. También se ha demostrado que esta cepa probiótica favorece un sistema inmunológico saludable.

El lactobacillus rhamnosus es una de las 52 bacterias beneficiosas que ha demostrado ser particularmente resistente a las bacterias que causan enfermedades y al ácido gástrico. También es capaz de adherirse fácilmente a la mucosa intestinal.

El bifidobacterium bifidum ejerce sus efectos principalmente en el intestino grueso, donde produce vitaminas B y mejora la absorción de vitaminas, calcio y otros minerales, al igual que otras bacterias intestinales simbióticas. El ácido láctico y el ácido acético producidos por las bacterias simbióticas intestinales mejoran la acidez en el tracto intestinal aumentando la resistencia contra las bacterias y hongos patógenos. La conversión de nitrato (en vegetales) en nitritos, y posteriormente en nitrosaminas cancerígenas, también se inhibe.

El bifidobacterium lactis es una superestrella probiótica que se ha relacionado con una amplia variedad de beneficios para la salud. Se ha demostrado que B. lactis, una de las cepas probióticas más estudiadas, proporciona beneficios relacionados con el síndrome metabólico, la salud del sistema inmunológico, el mantenimiento de un peso saludable, los niveles correctos de azúcar en la sangre, la salud del corazón, la inflamación y más.

La saccharomyces boulardii es una levadura con propiedades probióticas que se ha utilizado con éxito para aliviar muchos tipos de diarrea infecciosa y ayudar a mediar la inflamación en el intestino. La S. boulardii apoya el funcionamiento saludable de la barrera gastrointestinal, promoviendo la regularidad. Al igual que otras cepas probióticas, la S. boulardii también es compatible con un sistema inmunológico fuerte y saludable.

Efectos de los prebióticos:

Decenas de miles de plantas contienen fructo-oligosacáridos (FOS), también conocidos como prebióticos. Se encuentran concentraciones particularmente altas de estas fibras en el centeno, el ajo, la cebolla, el plátano, la bardana y la miel. Debido a que nuestro sistema digestivo carece de ciertas enzimas, los seres humanos no pueden digerir completamente los FOS, sino que se convierten en fructo-oligosacáridos de cadena corta (scFOS), que se adhieren a la mucosa del tracto intestinal. De esta manera, proporcionan un caldo de cultivo perfecto para las bacterias «beneficiosas», que pueden asimilar este azúcar.

Estrechamente relacionada con los fructo-oligosacáridos, la inulina es un polisacárido producido por algunas plantas que también se conoce como almidón de alantina. Esta substancia derivada de la fibra de la raíz de achicoria y de la raíz de la alcachofa de Jerusalén (topinambur) funciona como una fibra dietética prebiótica eficaz, que ayuda el desarrollo de las bacterias útiles del tracto digestivo. Cuando la inulina y sus sustancias relacionadas se acumulan en el intestino, sus propiedades bacteriostáticas adicionales también ayudan a restaurar la flora intestinal saludable. La inulina también se hincha en el estómago, lo que ayuda a controlar la sensación de hambre.

Los minerales de coral fosilizados contenidos en Coral Calcium® optimizan el equilibrio ácido / alcalino y mejoran la absorción de los ingredientes por parte del cuerpo.

Algunos estudios científicos han revelado que los probióticos pueden tener una influencia positiva en una amplia variedad de problemas físicos, trabajando principalmente en la mejoría de los mecanismos de defensa del cuerpo. Estos problemas incluyen:

  • diarrea
  • síntomas de intestino irritable
  • molestias estomacales e intestinales
  • salud de las encías
  • salud del sistema inmunitario
  • salud de la piel

Las bacterias probióticas y las sustancias prebióticas de Florachron® trabajan de forma simbiótica y cronobiológica para ayudar a mantener un sistema digestivo y un sistema inmunitario saludables.

Cápsula AM (mañana, transparente)
por cápsula
dosis diaria
Complejo probiótico (Contiene: saccharomyces boulardii, bifidobacterium bifidum, lactobacillus acidophilus, lactobacillus rhamnosus, lactobacillus paracasei, lactobacillus plantarum, bifidobacterium lactis)
10 Mrd.* CFU** (509 mg)
20 Mrd.* CFU** (1018 mg)
scFOS (fructo-oligosacáridos de cadena corta)
130 mg
260 mg

de calidad farmacéutica.
Otros componentes:
celulosa microcristalina,
estearato de magnesio.

* cantidad garantizada de bacterias vivas en el momento del acondicionamiento

** CFU = Unidad formadora de colonias

Cápsula PM (noche, azul)
por cápsula
dosis diaria
scFOS (fructo-oligosacáridos de cadena corta)
450 mg
900 mg
Inulina (hecha de fibra de raíz de achicoria y alcachofa de Jerusalén)
160 mg
320 mg
Coral Calcium®
12,5 mg
25 mg

de calidad farmacéutica.
Otros componentes:
estearato de magnesio, SiO2,
fosfato tricálcico.

En caso normal, tomar 2 cápsulas AM (transparentes) por la mañana y 2 cápsulas PM (azules) por la noche durante las comidas con bastante líquido.

Los complementos alimenticios no son un sustituto de una dieta equilibrada y variada y de un estilo de vida saludable. No debe superarse la ingesta diaria recomendada. Las personas bajo constante supervisión médica deben consultar a un médico antes de tomarlas. La información del producto no es una declaración de curación; en general, desaconsejamos la automedicación sin consultar a un médico. Se reservan los errores de impresión y de composición.

Manténgase fuera del alcance de los niños. Manténgase refrigerado y seco.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Be the first to review “Florachron®”

Hormonas antienvejecimiento sin receta en todas las dosis!