5 amenazas inesperadas para una salud cerebral óptima

Hoy en día estamos tan ocupados manteniendo el cuerpo en forma que es fácil olvidar que la salud del cerebro es igual de importante. El cerebro humano es el mayor rompecabezas conocido por el hombre, y se han realizado innumerables estudios para intentar desvelar sus muchos secretos. Como la mayoría de las partes del cuerpo humano, el cerebro requiere un mantenimiento y un acondicionamiento adecuados. La salud cerebral y física van de la mano, de ahí el famoso mantra “mente sana, cuerpo sano”. El ejercicio regular, una buena dieta y la actividad social pueden ayudar a mejorar la salud cerebral… pero también hay algunas cosas inesperadas que pueden tener un impacto negativo en el cerebro.

La quimioterapia acelera el proceso de envejecimiento del cerebro

5 Unexpected Threats to Optimal Brain Health 2La quimioterapia se mantiene como el tratamiento más popular y disponible para tratar el cáncer y los tumores, pero ha tenido sus críticas a lo largo de los años. El tratamiento utiliza fármacos contra el cáncer en un intento de eliminar las células cancerosas y, aunque ha demostrado su eficacia, es perjudicial para el cuerpo humano e incluso puede dañar el cerebro.

Un estudio reciente analizó un fenómeno llamado “quimiocerebro”. Asociado con mayor frecuencia a pacientes con cáncer de mama, el quimiocerebro es esencialmente una pérdida de capacidades cognitivas que se produce durante la quimioterapia y, a veces, mucho tiempo después. Aparte de eso, algunos pacientes también afirman tener pérdida de memoria justo después de someterse al tratamiento.

Aunque la quimioterapia no daña exactamente el cerebro, también se ha descubierto que acelera su proceso de envejecimiento. Los investigadores aún no han descubierto la relación exacta entre la quimioterapia y el proceso de envejecimiento del cerebro, pero a juzgar por los resultados, según los cuales el 45,2% de los encuestados admitió tener peores capacidades cognitivas, la quimioterapia podría ser más perjudicial de lo que se pensaba en un principio.

Algunos alimentos son malos para la salud cerebral

Como es lógico, la dieta también influye mucho en el funcionamiento del cerebro. El consumo de alimentos como la cúrcuma, los pescados grasos y ciertas verduras ayuda a mejorar la memoria. Tomar un suplemento natural que contenga ingredientes de probada eficacia para mantener la salud cognitiva también puede ayudar. Por supuesto, también hay varios alimentos que conviene evitar si se quiere vivir con un cerebro sano el resto de la vida.

Algunos de los peores alimentos para el cerebro son las bebidas azucaradas, los carbohidratos refinados, los alimentos ricos en grasas trans, los alimentos procesados, el aspartamo, las bebidas alcohólicas y el pescado rico en mercurio. El factor más común que comparten estos alimentos es que en su mayoría no son naturales. Los ingredientes artificiales y otras sustancias químicas no son saludables para el cerebro humano. Si se quieren evitar estos ingredientes, hay que comprobar la etiqueta del producto antes de comprarlo.

El estrés es malo: El estrés crónico es peor

Ya se sabe que el estrés puede tener complicaciones para la salud física de una persona, pero lo que puede hacer al cerebro suele pasar desapercibido. Los periodos cortos de estrés no suelen ser una causa importante de preocupación, pero una presión continua podría provocar problemas de salud a largo plazo.

En primer lugar, ¿cómo afecta el estrés al cerebro? Según el Harvard Health Publications de la Facultad de Medicina de Harvard, la amígdala envía una señal de socorro al hipotálamo tras un acontecimiento estresante. Esto desencadena la reacción de lucha o huida de la persona, que se traduce en cambios físicos como un aumento del ritmo cardíaco y una ingesta de aire más rápida. Durante este proceso, el cuerpo también libera una hormona llamada cortisol para ayudar a hacer frente a la energía perdida.

Aunque el cortisol ayuda al organismo a recuperarse, puede dañar el cerebro si se libera en cantidades excesivas. Unos niveles elevados de cortisol podrían perjudicar las funciones cerebrales y la sociabilidad de una persona. Además, el estrés crónico también puede reducir la corteza prefrontal, la parte del cerebro responsable de la memoria y el aprendizaje.

La escasa interacción social afecta negativamente al cerebro

5 Unexpected Threats to Optimal Brain Health 1Las personas que rara vez interactúan socialmente con los demás también pueden estar dañando su cerebro. No satisfacer las necesidades físicas, mentales y sociales puede provocar una falta de conexión entre la mente y el cuerpo. Esto, a su vez, conduce a una serie de trastornos emocionales como el estrés, la depresión y la ansiedad, todos ellos perjudiciales para el cerebro.

La falta de ejercicio es mala para el cuerpo y el cerebro

Hacer ejercicio no sólo es bueno para la salud física, sino también para la salud cerebral. No basta con llevar un estilo de vida activo mientras se es joven; la falta de ejercicio a medida que se entra en la mediana edad es perjudicial, independientemente del nivel de actividad física que se haya tenido durante los años de juventud.

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston demostró que la inactividad a los 40 años podría estar relacionada con un tamaño del cerebro significativamente menor a los 60 años. Según los investigadores, la inactividad aumenta significativamente el proceso de envejecimiento del cerebro. Sin embargo, los investigadores admiten que el estudio debe tomarse con cautela, ya que es necesario realizar más estudios para demostrar esta afirmación. Admiten que sí existe una correlación entre la actividad física y el volumen cerebral.

El cerebro es el centro neurálgico del cuerpo humano y uno de los órganos más importantes. Aunque puede ser responsable de todas las cosas que hacemos, el cerebro es un órgano muy sensible que se ve afectado por diversos factores y, como tal, debe cuidarse intensamente.  Si cuidamos nuestro cerebro como es debido y evitamos las cosas que acabamos de mencionar, estaremos en el buen camino para disfrutar de una salud cerebral óptima hasta bien entrados los años dorados.

Leave a Comment